• Lexlogos Translations LLC
  • Lexlogos Translations - Seriousness, precision and quality in a well-made translation
  • Lexlogos Translations LLC
  • Lexlogos Translations LLC
  • Lexlogos Translations LLC

Transmita sus ideas al mundo entero. Lexlogos ofrece servicios de traducción y corrección de alta calidad y a precios sumamente competitivos.

Lexlogos Traducciones

Traducción

Seriedad, precisión y calidad en una traducción bien hecha

Seguir leyendo

Lexlogos Traducciones - Corrección

Correctores

Nuestros héroes de la gramática

Seguir leyendo

Lexlogos Traducciones - Cotización

Cotización

Envíenos su proyecto. Responderemos a la brevedad.

Seguir leyendo

Lexlogos Traducciones

Testimonios

Conozca la opinión de nuestros clientes

Seguir leyendo

Corrección

Lexlogos Traducciones - Correcciones

Nuestros héroes de la gramática

Sin duda, una sola persona no puede evaluar la calidad de una traducción, ya que existen tantas versiones de un texto como traductores en el mundo. Por lo tanto, ¿cómo podemos garantizar la calidad de los servicios que ofrecemos?

En Lexlogos, confiamos en un grupo de correctores y editores de estilo altamente calificados, quienes revisan la calidad de cada proyecto, a fin de trasladar los aspectos lingüísticos y culturales de los textos de origen. Verifican la precisión y la integridad de cada documento traducido y comparan ambas versiones, para garantizar la consistencia entre el documento original y su traducción. Asimismo, se encargan de comprobar que no se haya filtrado ningún tipo de error en los documentos revisando, entre otros aspectos, la terminología, la ortografía (palabras mal escritas, uso incorrecto de mayúsculas, citas y cursivas, espacios, puntuación, división incorrecta de las palabras), la semántica (uso de homónimos o sinónimos), la sintaxis (relación entre las palabras y estructura de las frases), la gramática (conjugación verbal, formación inconsistente de palabras, reglas gramaticales) y que el producto final sea de excelente calidad, como si hubiera sido escrito en el idioma original.

Nuestros correctores son expertos en la detección de errores. A imagen y semejanza de los detectives privados o de los superhéroes con visión infrarroja, escudriñan minuciosamente cada detalle y analizan cada error en forma metódica.

Al traducir un texto, los traductores están, en ocasiones, tan ensimismados en su propia producción que terminan leyendo lo que intentan comunicar y no lo que escribieron realmente. De hecho, no siempre se dan cuenta de que falta parte de la información o de que cometieron algún error debido a un momento de distracción. Por lo tanto, los correctores utilizan sus poderes de detección como lectores objetivos, despegándose del texto original. Algunos de sus métodos más efectivos son, por ejemplo, invertir el orden de una oración; pensar lo que el autor realmente quiso decir, en lugar de apegarse a las palabras escritas; intentar leer entre líneas, etc. El proceso final siempre incluye la lectura del documento traducido en voz alta dos o tres veces, a fin de obtener un documento final perfectamente fluido y coherente.

La mejor forma de alcanzar la perfección es no dar nada por sentado.